lunes, 27 de octubre de 2014

Sinsentido prohibir las antenas de telefonía, por Edgar Valaguez Moreno @EdgarValaguez

Sinsentido prohibir las antenas de telefonía, por Edgar Valaguez Moreno

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), a través de dos de sus diputados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Alejandro Robles y Víctor Hugo Lobo, perfila la presentación de una serie de modificaciones ante la cámara local a la Ley de Desarrollo Urbano y al Código Penal que, de prosperar, prohibirá la instalación de antenas en zonas habitacionales y castigará a las empresas del sector que de manera irregular instalen estos equipos.

Alejandro Robles y Víctor Hugo Lobo, éste último ex delegado en la Gustavo A. Madero, sostienen que una prolongada exposición a las radiaciones ionizantes que emiten las radiobases de telecomunicaciones deriva en enfermedades degenerativas. Citan una investigación de la División de Ciencias Básicas de la Facultad de Ingeniería de la UNAM. El Economista buscó un comentario de esta división de la casa de estudios, pero nadie estuvo disponible para atender la solicitud.

La ciudad de México carece de espectro, de infraestructura y servicios de nueva generación que constantemente demandan los capitalinos y los usuarios en tránsito. Diariamente, según estimaciones de los expertos consultados, 10 millones de personas utilizan su aparato telefónico, consumen datos y saturan las redes de telecomunicaciones disponibles en la ciudad.

En México, la nueva legislación en telecomunicaciones faculta en exclusividad al IFT como ente regulador en la instalación de antenas de radiocomunicación. Sin embargo, faltan normas y adecuaciones específicas para regular con precisión este tipo de instalaciones, tarea pendiente para el naciente regulador.
“Este tema es de carácter federal y en ese sentido hay una autoridad reguladora. Si el PRD pretende una iniciativa de reforma, tendría que ser una iniciativa de reforma a la nueva ley de telecomunicaciones. Si tiene interés, tendría que ser una reforma dentro de esa nueva ley, o recomendar al IFT que observa una deficiencia. No hacerlo, es saltarse una competencia”, dijo, abogado especializado en telecomunicaciones y director general de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), Agustín Ramírez.

“Es un tema de regulación federal que sólo compete al IFT. (El PRD) debe buscar una política que armonice con el IFT, debe trabajar con ese liderazgo (del regulador). Tener una ley eficiente que piense en el ciudadano, en la seguridad y sin corrupción, porque se pierde mucho dinero cuando las empresas despliegan antenas —tramitología de leyes locales”, dijo Jorge Fernando Negrete, director general en Mediatelecom Policy & Law.

La desaparecida Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) presentó en el 2013 un estudio sobre la instalación de antenas para telefonía celular. El regulador desconocía entonces el número de esos equipos en operación, porque las compañías no estaban obligadas en informarlo.

Actualmente en México se están intentando regular de manera general y universal las cuestiones relacionadas con las telecomunicaciones a base de antenas. Sin embargo, según expertos analistas en el tema, son necesarias nuevas, mejores y más detalladas regulaciones y normatividades pertinentes para ciertos sectores y características que poseen las tecnologías de este sector.

Por este tipo de situaciones, el servicio de algunas características que son de mayor importancia, como es el internet y comunicación celular, presentan carencias significativas en algunas partes del país.
Bibliografía



UPgrades, por Edgar Valaguez Moreno
Contaduría
5° Semestre
Twitter:@EdgarValaguez

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.