viernes, 19 de septiembre de 2014

Importancia de separar las finanzas personales de las de la empresa, por Alma Fernanda Rotter Zárraga @almiuxirot

Importancia de separar las finanzas personales de las de la empresa, por Alma Fernanda Rotter Zárraga

Según lo que revelan los datos de la Encuesta “Perspectivas de las Pymes en México y América Latina 2013”, en México, el 89% de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), creen que es muy importante hacer una separación de las finanzas personales y las de la empresa.

En la práctica, los datos de la Condusef indican que el 43% de las Mipymes fracasan por errores de administración y estrategia y el 35% tiene problemas por falta de financiamiento.

Muchos empresarios usan la tarjeta de crédito personal para cubrir o financiar el negocio y en algunos otros casos tienen la misma cuenta. Para evitar que el negocio sea el que financie las necesidades de la familia o viceversa, se debe empezar por crear cuentas por separado. Empezando por separar físicamente el dinero, tener por lo menos dos cuentas bancarias, “asignarse un sueldo” (esto se refiere a que a pesar de ser el dueño se debe tener asignado el dinero que se emplea y para qué cosa, para evitar tomar dinero de distintas partes para solventar gastos personales o de la empresa), hacer un presupuesto y monitorear las finanzas.

Para aprovechar los beneficios de los productos financieros, la Condusef y el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), recomiendan estrategias como: “planificar los plazos de pago a proveedores, buscar nuevos inversionistas antes de obtener un financiamiento, no tomar dinero de las utilidades para mejor invertirlas, evitar el uso de la tarjeta de crédito personal para financiar a la empresa y registrar puntualmente la operaciones fiscales y contables.” (Darinka, 2014)

Separar las cuentas personales de las de la empresa nos permite ver la realidad de la empresa y visualizar con mayor fidelidad los ingresos y los gastos de la empresa, también a nivel fiscal es más conveniente ya que si la autoridad requiere hacer alguna revisión, la comprobación de los recursos será mucho más sencilla.

Según Haydee Moreyra, si se separan los recursos de la empresa podemos tener más claridad sobre las entradas y salidas de la empresa así como la capacidad de reinversión de esta.

Una persona, un emprendedor que es malo con sus finanzas personales, seguramente lo será en las finanzas de su empresa. Llevar una mala administración de las finanzas personales puede significar un endeudamiento y en las finanzas de la empresa puede llegar a una quiebra o bancarrota que, según los expertos, es un estado de insolvencia económica que impide a las empresas cumplir sus obligaciones financieras y las obliga a entregar sus bienes en favor de los acreedores.

Algunas de las medidas que se pueden tomar para evitar una bancarrota son: recurrir a un experto en contabilidad, reducir los gastos, detectar fallas organizacionales, identificar fugas de dinero, diversificar el negocio en lo que se le ofrece a los clientes, diferir el pago a acreedores, eliminar los gastos personales de la cuenta de la empresa, no gastar más de los ingresos.

Bibliografía


UPtualízate, por Alma Fernanda Rotter Zárraga
Contaduría
1º Semestre

Twitter:@almiuxirot

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.