miércoles, 3 de septiembre de 2014

LUJO VS POBREZA, por Miriam Arevalo Carrasco @miri400

LUJO VS POBREZA, por Miriam Arevalo Carrasco

Desde tiempos muy lejanos, el lujo se ha considerado, una de las partes fundamentales en una sociedad. En la actualidad necesitamos que la información que se produce en todo el mundo y que nos llega de forma inmediata, nos ayude y nos mueva a poder tomar decisiones. Cifras del INEGI muestran que 1.5 de cada 10 mexicanos, se sitúa en un estrato socio económico alto lo que genera que en nuestro país un mayor interés por las marcas de lujo.

Este crecimiento  ha ido en aumento por las ideas político- económicas que ha  tenido nuestro país, con la firma de nuevos tratados internacionales que permiten el libre intercambio y flujo de mercancías, estabilidad en la paridad peso- dólar bajas tasas de crédito, fortalecido a la clase media y alta en el país.

Hemos visto que nuestro país ha recibido marcas de automóviles, y tiendas departamentales con artículos de lujo. El lujo varía de acuerdo a las necesidades del país, la cultura y el estatus social de cada uno.

El lujo se va a ver reflejado en la calidad (atención al detalle,) marca, atención personalizada, servicio, precio, disponibilidad pero  en lugares exclusivos. Existen diferentes tipos de personalidad dentro de los consumidores en donde encontramos:
  • Al que busca estar a la moda, con modelos originales y vanguardistas, que gusta distinguirse de los demás por la ropa que usa, que siempre que algo le atrae, lo compra sin importar el precio.
  • El que tiene una imagen clásica, elegante y sofisticada, que le gusta tener visible el logotipo de la marca en las prendas y accesorios que usa, que le gusta visitar restaurantes, bares, ciudades,  disfruta hablar de las marcas que compra.
  • Esta también el que considera que tiene todas las cosas que necesita para disfrutar de la vida, en donde el lujo es parte de un estilo de vida y representa bienestar.
  • Y por último, el clásico, que es aquel que considera que el hogar debe reflejar su personalidad, gusta de comprar las mismas marcas que sus amigos, y en donde la riqueza de la familia se ha conservado por generaciones.

En México, las categorías que han tenido un mayor crecimiento son: las joyas, accesorios, ropas de diseñador, relojes y vinos. Las marcas de automóviles, como Mercedes Benz, Ferrari, Porsche, Jaguar, BMW, los vemos en las calles de la ciudad, haciendo un gran contraste con personas que viajan en el transporte colectivo y público.

Lamentablemente también tenemos el lado oscuro y tenemos las altas cifras de pobreza, vivimos en un México de contrastes; por una parte personas que no tienen que comer y carecen de agua, y por el otro lado el gran gasto. Vemos que la acumulación de la riqueza se encuentra en pocas personas provocando envidia y coraje en los que apenas tienen para subsistir, haciendo crecer la brecha de ricos y pobres.

Es por eso que regresando al punto de partida, donde la diferencia de clases sociales es  marcada por la división del trabajo, crea un mayor incremento económico mayores ventas, pero a su vez  la inseguridad en el país, en donde muchos quieren tener lo que pocos tienen.
Bibliografía

  • Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, obtenido el día 16 de agosto del 2014.
  • Reforma. Obtenido el día 23 de julio del 2014, desde la versión impresa.
  • Lexía Insights Solutions
  • Heaven comunicación total
  • Fuente Sindicada: Segmento Affluent & Lujo en México
  • Página del INEGI




LOS NEGOCIOS EN EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, por Miriam Arevalo Carrasco
Negocios Internacionales
1º Semestre

Twitter:@miri400

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.