jueves, 9 de octubre de 2014

Cómo llevar un poco de México al mundo, por Mauricio Asiain Pérez @Mau_asip

Cómo llevar un poco de México al mundo, por Mauricio Asiain Pérez

Es impresionante la cantidad de productos que actualmente se elaboran en México. La cantidad de propuestas innovadoras por parte de emprendedores y que han intentado, y algunos quizás logrado, llevar algo de México a nivel internacional.

Pero qué es lo que nos falta para que nuestra ideas sean llevadas a otras partes del mundo y a su vez, sean aceptadas por estos mercados que suelen ser en ocasiones bastante exigentes.

Necesitamos crear y crear ideas que abarquen varios sectores del mercado, pero antes que nada necesitamos que los mismos mexicanos sean parte de todo este movimiento que está surgiendo, comenzando por aceptar nosotros mismos los productos e ideas que los emprendedores están teniendo hoy en día, apoyar desde adentro.  Dejar de tomar como "mejor" un mercado extranjero sólo porque está en boga y brinda estatus. Un ejemplo claro es el de la ahora prestigiosa marca Pineda Covalin, la cual comenzó desde abajo con una idea clara, llevar un poco de México al mundo a través de la ropa.

Una simple idea que resultó ser llamativa y fue apoyada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y que se basaba en plasmar parte de la historia indígena en México en prendas de diseñador y que hoy en día se ha expandido a no sólo ropa, sino artículos de lujo como joyería, carteras, corbatas, etc. Y que hoy en día se encuentra en tres continentes, Asia, América y Europa.

Lo que le hace falta a México no es en lo absoluto creatividad porque sabemos que de eso tenemos demasiado. Lo que necesitamos es creer en los proyectos que se presentan, como el ejemplo mencionado, y crear más iniciativas que involucren a emprendedores que no solo buscan su propio beneficio sino que buscan impulsar y poner en alto el nombre del país.

Dejar de irnos con marcas en exceso comerciales y darle la oportunidad a marcas cien por ciento mexicanas. Dejar de ser escépticos con las propuestas de empresas que tal vez tomaron modelos extranjeros y los implementaron aquí, pero que automáticamente lo comparamos con el original o simplemente por ser mexicano y no extranjero lo hacemos a un lado. Comenzar a pensar en si eso que se propone está ayudando a que se impulse la economía del país y principalmente el intercambio cultural llevándose a otros lugares.

Porque siendo realistas, quién no se siente orgulloso de encontrarse con algo mexicano (sea lo que sea), en los aparadores de otro país.

Lo dejo a su punto de vista, pero yo creo en las propuestas de mexicanos como nosotros que están logrando hacer ruido allá afuera.



Visión Mundial, por Mauricio Asiain Pérez
Negocios Internacionales
1º Semestre

Twitter:@Mau_asip

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.