jueves, 30 de octubre de 2014

Llegando al futuro, por Alejandro Sibaja Villarreal @alflexito

Llegando al futuro, por Alejandro Sibaja Villarreal
Todos hemos visto la clásica trilogía “Back to the Future”, películas donde captamos visiones de los años ochenta, los años cincuenta, el pueblo vaquero norteamericano y una visión futurista de nuestro año próximo: el 2015.


El personaje Marty McFly viaja al futuro para arreglar algunos errores familiares. Durante sus primeras aventuras en el futuro se encuentra con una patineta voladora, muy impresionante para las expectativas que se tenían en los ochenta.


Esta patineta voladora (hoverboard en inglés) ha sido muy demandada, junto con los tenis Nike autoajustables, por los fanáticos de las películas. Esa gran demanda se ha hecho posible este año gracias a la participación de la no tan conocida compañía Arx Pax. Su proyecto más notable: la Hendo.


Esta Hendo es la primera hoverboard creada que funcione. Te permite mantenerte aproximadamente una pulgada por encima del suelo. Siendo todavía un prototipo, el proyecto ya ha captado la atención de miles en todo el mundo. Sin duda este avance tecnológico es impresionante.


El proyecto solo se ha presentado y sigue como Kickstarter (muestran avances del proyecto y ofrecen unos muy atractivos incentivos a cambio de dinero), donde se pide la cantidad de 250 mil dólares para producir sólo algunas piezas, además de costear la construcción de rampas donde se puedan usar, pues no son lo mismo que una patineta con ruedas. Hasta el momento, se han reunido más de 124 mil dólares.


El fundador de la compañía Arx Pax, Greg Henderson, es un ingeniero con una maestría en arquitectura que tuvo la novedosa visión de la utilización de la nueva tecnología en una gran idea, en algo realizable. Esta novedosa tecnología la ha bautizado y patentado como Arquitectura del Campo Magnético (MFA™ por sus siglas en inglés), un camino con mucho potencial.
Mientras se termina el proyecto de la Hendo, Arx Pax ofrece la misma tecnología en una pequeña caja flotante llamada “The Whitebox”. Este pequeño aparato puede flotar como una hoverboard, pero es considerablemente más pequeña, barata y simple. Esta levitación de ambas invenciones funciona con lo que se conoce como la Ley de Lenz.


Habrá que saber que las patinetas voladoras solo son el primer paso. Las posibilidades en las que se puede utilizar esta tecnología son demasiadas, una gran parte de ellas serán posiblemente útiles. Un nuevo mundo surge de las ideas y maravillas que sueña la gente con el futuro, y es este mundo el que se seguirá transformando, ya sea para bien, o para mal.



Bibliografía

CONTANDO AL MUNDO, por Alejandro Sibaja Villarreal
Negocios Internacionales
1º Semestre

Twitter:@alflexito

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.