martes, 18 de noviembre de 2014

Complicaciones en la formación de MIPyMEs, por Alma Fernanda Rotter Zárraga @almiuxirot

Complicaciones en la formación de MIPyMEs, por Alma Fernanda Rotter Zárraga


La pequeña y mediana empresa (PyME) es una empresa con límites ocupacionales y financieros prefijados por el Estado, tienen su lógica, cultura, intereses y espíritu emprendedor específicos. El término MIPyME es una simple expansión del término anterior con la diferencia de que en este están incluidas las micro empresas.


Como todas las empresas, las PyMEs nacen con la idea de negocios que dejen dinero. Su característica principal es tener un capital bajo y con pocas posibilidades de un financiamiento inicial.


Una de las grandes complicaciones que se enfrentan en la formación de una empresa es en el momento de determinar el tipo de sociedad mercantil que se constituirá, muchas veces no investigan las responsabilidades que se adquieren con cada tipo de sociedad. En muchos casos sólo consultan a sus conocidos qué es lo mejor y quién les puede ayudar a hacerlo. Generalmente van con un notario y se termina constituyendo una S.A de C.V.


Generalmente se constituyen como sociedad solo por dar una imagen ante los demás, además de que es más seguro. Después de definir la sociedad se estructura el capital con el porcentaje que le corresponde a cada uno de los socios y su forma de administración. Al iniciar la sociedad se establecen los puestos pero muchas veces esto se hace sin tomar conciencia de las responsabilidades y obligaciones que se adquieren con los puestos.


Siguen los contratos para la apertura de la cuenta bancaria pero aún a pesar de que está todo, no podemos hablar de empresa, podemos hablar de un negocio pues aún no están las estructuras y controles empresariales y si se realizan son empíricos y sin ninguna formalidad.


Otro problema que se presenta es al decidir la forma legal de operar y en el cuidado del manejo de los recursos y estos son aún mayores cuando se caracterizan por un alto manejo de efectivo pues en muchas ocasiones los controles se basan en la confianza y no se tienen los cuidados para la facturación o depósitos bancarios.


José Besil, recomienda que se deben implantar controles internos, aunque sean elementales para que exista seguridad y confiabilidad en la administración de la sociedad.


En muchos casos los controles se llevan sólo en lo relacionado con las obligaciones fiscales y en algunos casos también la contabilidad se lleva sin un análisis de la información financiera, solamente están cuidando los aspectos fiscales. Cuando las empresas tienen interés en un negocio y éste les solicita información financiera, es entonces cuando se hace el análisis y se prepara la información.


Lo anterior no quiere decir que se presente en todas las Pymes, simplemente es información que no se debe dejar pasar por alto y que se tiene que cuidar al crear una PyME o cuando ya está creada, revisar un poco si realmente es una empresa con los controles debidos o es sólo un negocio basado en la confianza en los subordinados.

Bibliografía


UPtualízate, por Alma Fernanda Rotter Zárraga
Contaduría
1º Semestre

Twitter:@almiuxirot

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.