martes, 23 de febrero de 2016

Lo que Carstens dice y Videgaray contradice, por Alison López Aguilera @alisonLpz

Después de que se anunciara el recorte a los gastos, todos saltaron a hacer conclusiones sobre qué pasará en el futuro, ya que esto se junta con otros efectos como el retiro de las políticas monetarias no convencionales en países ricos, la caída de precios del petróleo y la desaceleración de China. El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, enfatizó que México junto con otros países emergentes deben estar preparados para una crisis potencialmente severa y de consecuencias violentas.
La respuesta que él dio es que los bancos centrales deberían de aumentar la oferta de activos financieros. Esto siempre y cuando el gobierno mexicano tenga solvencia económica para respaldar el valor de sus activos.
En cambio Luis Videgaray Caso mencionó que los cambios a las políticas monetarias y fiscales son para estar más fortalecidos ante los embates externos, ya que el ajuste presupuestal por 132 mil millones de pesos anunciado este miércoles, no afectará al crecimiento económico de México.
Explicó que el impacto será mínimo dado que los recortes al gasto se estarán concentrando en rubros que impactan menos a la economía, como son los gastos de viáticos y servicios personales de los funcionarios gubernamentales. La solución que él da es utilizar los instrumentos de los que dispone el Estado mexicano, en lo monetario, en lo fiscal, en lo cambiario, para un propósito, que es preservar nuestra estabilidad.
Ahora, si las medidas que anunciaron las autoridades monetarias y financieras para contener el deterioro del tipo de cambio y su posible impacto en la inflación merecieron el aplauso de analistas e inversionistas, eso no implica que no haya efectos negativos como un menor crecimiento económico.
Por ultimo para los analistas, el alza de la tasa de referencia en 0.5 puntos porcentuales a 3.75%, más el recorte al gasto público de 132 mil 300 millones de pesos, impactarán la evolución económica de México por dos frentes: por un lado, el menor gasto gubernamental reducirá la demanda de las entidades públicas por bienes y servicios, mientras que el aumento de las tasas de interés desincentivará también el consumo de los mexicanos al fomentar el ahorro, lo que a su vez reducirá los pedidos por bienes y servicios.
De los tres puntos de vista, lo que se puede reunir como algo indiscutible es que la inflación ha estado en niveles históricamente bajos, se sabe que hay un efecto relacionado directamente con este que es el aumento del desempleo, el crédito está creciendo y las expectativas de el PIB y la inflación bajan.
Bibliografía

“Hay que estar listos para posible crisis severa, dice Carstens,” obtenido el 19 de enero del 2016, http://www.dineroenimagen.com/2016-01-19/67453
“Ajustes no afectarán al crecimiento económico: Videgaray,” obtenido el 18 de febrero del 2016 http://www.dineroenimagen.com/2016-02-18/68969
“Medidas de SHCP y Banxico impactarán al PIB: analistas,” http://www.dineroenimagen.com/2016-02-18/68960




Un Vistazo al Cambio, por Alison López Aguilera
Economía
4º Semestre
Twitter:@alisonLpz

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.