martes, 9 de septiembre de 2014

¡Atrévete a ser emprendedor!, por Julio Aarón Morales Plata @JulezMoralez

¡Atrévete a ser emprendedor!, por Julio Aarón Morales Plata
Sin duda alguna, una de las grandes inquietudes que tienen los jóvenes universitarios (incluyéndome) es el emprender un nuevo negocio. La mayoría, sí no es que todos, hemos escuchado o hemos tenido una charla con nuestros amigos o compañeros de clase, en la cual resulta el tópico de emprender su propia empresa.
Puede parecer una tarea laboriosa y hasta imposible de realizar, ya sea a la falta de experiencia y/o la poca accesibilidad de recursos y efectivo para su implementación, pero no es así.
No niego que es un proyecto difícil de hacer, te vas a presentar con una gran cantidad de obstáculos, así como fracasos. Sin embargo, todos estos aspectos son los que otorgan la experiencia y la motivación suficientes para el impulso y crecimiento del negocio.
Los puntos básicos, para iniciar tu proyecto, son los siguientes:
1. Realiza un plan de negocios: haz un estudio de mercado, analiza y entérate de cuáles son tus áreas de oportunidad y mercados meta; apóyate de la mercadotecnia, pues es la mejor herramienta para planear y hacer que un producto tenga éxito.
2. Asesórate y pregunta: no te quedes en la penumbra de la duda, se curioso e indaga sobre cualquier información que pueda ayudarte en tu emprendimiento. No te quedes sólo con lo visto en el aula de clases, investiga a tu alrededor, hay muchos profesores y compañeros quienes te pueden dar orientación debida por sus experiencias.
3. Busca una fuente de financiamiento: entran en función las finanzas, sí no tienes la suficiente cantidad de recursos para iniciar, necesitas conseguir inversionistas y/o fuentes de crédito (van desde instituciones financieras, hasta tus amigos, familiares y/o compañeros).
4. No seas tan ambicioso, se realista y ten paciencia: uno de los mayores errores cometidos por las nuevas empresas es el querer empezar como todo un corporativo, recuerda que toda gran empresa comenzó desde cero. Es bueno tener un cierto grado de ambición, pero no te quieras comer al mundo en un instante.
5.    Usa la tecnología: tienes grandes herramientas cibernéticas a tu alcance ¡Aprovéchalas! Las páginas web y las ventas on-line son una excelente forma de llegar al consumidor; explota al máximo los beneficios de las redes sociales, con ellas exploras y te das a conocer en nuevos mercados.
Actualmente en nuestro país existen grandes instituciones que apoyan a las micro, pequeñas y medianas empresas (PyMES), por ejemplo, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim), otorgó financiamientos por 2 mil 541 millones de pesos. Y ésta no es la única, dependiendo del giro de tu empresa puedes acudir a NAFIN, diferentes uniones de crédito, Sofoles y Sofomes.
Arriésgate y toma la iniciativa, no te quedes sin la oportunidad de realizarlo. Puede que en los primeros meses o semestres, las utilidades no se vean altas, pues debes de reinvertir estas ganancias para aumentar tu activo fijo y de trabajo; muchos jóvenes toman el error de mal gastar y no invertir las utilidades en cuanto las obtienen.
Recuerda que el camino al éxito se construye a base de una superación consecutiva de obstáculos y fracasos. Aprende de tus mayores fracasos y mejora tus métodos. Aprende de las “Fuck Up Nights”, las cuales son reuniones en las que emprendedores, como tú, hablan y exponen sus fracasos, sus aprendizajes, y sus implementaciones para cambiar el resultado.
Y no te olvides de lo más importante, el capital humano. Tú y tu equipo de trabajo, son la parte fundamental para que la empresa sea un éxito o un fracaso total. Rodéate de aquellas personas que tienen un gran potencial. “If You Are The Smartest Person In The Room, Then You Are In The Wrong Room.”


Bibliografía




Business around the World, por Julio Aarón Morales Plata
Negocios Internacionales
5 Semestre
Twitter:@JulezMoralez

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.