miércoles, 10 de septiembre de 2014

No pierdas a los buenos elementos en tu equipo de trabajo, por Cynthia Aislinn Domínguez Ibarra @iiceliinn

No pierdas a los buenos elementos en tu equipo de trabajo

El motor de las empresas son las personas, el recurso más valioso de cada una de ellas. La retención de talento es uno de los temas más importantes a los que se enfrenta una empresa, esto se debe a que en caso de perder un buen empleado, va implícito la pérdida del costo de su capacitación, el tiempo invertido en ésta y la experiencia ya ganada. La búsqueda de un buen empleado no es tarea fácil, pero retener estos talentos, llega a convertirse en un reto aún mayor. Te preguntarás ¿cómo se logran retener dichos talentos?, como ya lo mencioné, no es fácil pero tampoco imposible.

Primordialmente la empresa debe destacarse como una buena empleadora. Su cultura organizacional debe diferenciarse del resto y alinear su imagen externa con la interna, generando valores comunes y un sólido sentido de pertenencia.

Un buen clima laboral es vital en este proceso de retención de talento, por tanto es sumamente influyente al momento en que los empleados deciden quedarse o abandonar una organización. Actualmente las personas buscan laborar en un ambiente en el que puedan entablar relaciones sociales y conjuntamente, lograr sus objetivos profesionales.

Esto no lleva a poner especial atención en la comunicación, los empleados se sentirán integrados, pertenecientes y activos si sus ideas, opiniones y sugerencias son tomadas en cuenta.

Una de las mayores o principales causas de la renuncia de un empleado, es la imposibilidad de ascender a mejores cargos. Principalmente al empleado se le debe mantener satisfecho con su puesto de trabajo y posteriormente, pero no menos importante, se le debe garantizar que tendrá la posibilidad de tener nuevas responsabilidades y alcanzar puestos más altos.

La capacitación constante nos llevará a que los talentos crezcan profesionalmente y cultiven sus conocimientos, de esta manera notarán la atención que la empresa tiene para con ellos.

Una de las maneras más efectivas de mantener satisfechos a los empleados es, sin duda, establecer sistemas de incentivos. Compensarlos es un buen estímulo para ellos, se deben reconocer sus logros, lo que se consigue de distintas maneras, por ejemplo con una remuneración salarial o bien, verbalmente.

Preocuparse por los talentos y que ellos lo sepan, darles flexibilidad de horario. El home office, que permite trabajar desde la propia casa, hoy va tomando importancia poco a poco. Permitir a los empleados asistir a los eventos de sus hijos e instaurar planes de apoyo a su familia. De esta forma, se incrementará el compromiso y los trabajadores tendrán un balance positivo entre el trabajo y su vida personal.

Por último, presentar nuevos proyectos, informar, incluir y comprometer a los empleados en proyectos que ellos mismos han formulado, permitirá mantenerlos en la empresa y convertirlos en emprendedores corporativos.

Estas son algunas de las medidas que se pueden seguir para retener los talentos pues como ya vimos, las consecuencias de perderlos son desfavorables para las instituciones y costosas.






Bibliografía




El valor de la persona, por Cynthia Aislinn Domínguez Ibarra
Recursos Humanos
1º Semestre
Twitter: @iiceliinn



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.