martes, 4 de noviembre de 2014

¿Cuál es el verdadero problema que enfrentamos en nuestro país? , por Roberto Herrero Buhler @rob_herrero

 Las últimas semanas hemos estado inundados de noticias entorno a un tema en específico. La seguridad; un tema central para cualquier país, pues sin ella no se tiene nada, pilar trascendental para sostener toda sociedad.
Hay que decir que existe una estrecha relación entre la seguridad y el desarrollo y crecimiento económico. Ni siquiera sería necesario observar datos concretos, la propia muestra empírica es más que suficiente para darnos cuenta de que esto es así. De la mano está también el nivel de transparencia y de corrupción del país. Es por tanto esencial que se solidifique este sector.
Así es que podemos entender la gran cantidad de problemas que tenemos en nuestro país, pues no podemos vislumbrar a un cambio para bien si uno de los pilares más importantes ha sido olvidado y se está desmoronando. No es necesario hablar de un caso específico, y es más, si deseamos buscar una solución, debemos ir a la raíz de cada uno de los problemas generalizándolos. Ser concretos y resolver cada uno de los casos como ajeno a cualquier otro, solo solucionarlo a corto plazo haciendo una pronta afición de más casos parecidos.

Es necesario solucionar cada uno de los incidentes, sin embargo esto sería solo inmediato que todos esperan, pero no es la real solución.  Debemos de ir a la esencia del problema. Puesto que al final, todos tienen un mismo inicio, la desorientación de la conciencia humana. El problema central de lo que vivimos viene de que la conciencia humana ha perdido el verdadero fin. Hoy en día se piensa sólo en términos de dinero, de poder, de bienes materiales y no en el bien que trasciende.
Es tarea de todos cambiar este gran declive que estamos teniendo como sociedad, parece que vamos de mal en peor, los problemas aumentan día a día. La violencia, la criminalidad, la delincuencia. Los niveles son muy altos y la impunidad lo es también.
Pero no podemos pedir que el Gobierno sea quien modifique esto, él no es el completo responsable de todo lo que pasa. Debemos ser objetivos y darnos cuenta que nosotros mismos formamos parte del cambio. Todo comienza desde nosotros, desde la más pequeña acción. Pues sería completamente injusto exigir sin que nosotros hagamos lo que debemos de hacer, sin cumplir nuestras obligaciones.
Y en cuanto al trabajo que el Gobierno debe de hacer, sus obligaciones principales serían las de promover una buena educación, fundamental para el desarrollo; tener un eficiente estado de derecho y brindar índices altos de seguridad. Si se cumplen estos factores mientras que se apoya el sector económico a través de bajos impuestos, un libre mercado y transparencia financiera; el cambio positivo del país sería casi obligatorio.
Pero el punto que vale la pena destacar más, es el de la educación, pues sin ella no se tiene nada; es necesario que sea el área de mayor inversión, pero no basta con esto, sino que el vasto sea mayor y mejor, una educación de mayor calidad; una educación integral basada en la ética como principal punto de fluctuación con cualquier otro tema de enseñanza.
El cambio está en nosotros, no esperemos a que sucedan las cosas, y no por un gran problema es hora de cambiar, incluso con uno pequeño que se presente, es alarma para comenzar a mejorar.

Bibliografía


OPINIONES DE PESO, por Roberto Herrero Buhler
Economía
3er Semestre
Twitter:@rob_herrero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.