jueves, 13 de noviembre de 2014

Decisiones en contra de la propia Constitución. , por Roberto Herrero Buhler @rob_herrero

Hace apenas unas semanas la Suprema Corte de Justicia declaró como constitucional, la autorización para que el gobierno federal pueda tener nuevos topes de deuda pública. Esto puede desencadenar una gran cantidad de problemas, pues de alguna manera, las intenciones que tendría el ejecutivo federal serían las de pagar deuda con más deuda.
De allí la importancia de que las cosas se hagan bien; es decir, se debe de ser muy estricto a la hora de aprobar la deuda pública, por medio de una autorización basada en el cumplimiento forzoso de requisitos constitucionales. Siendo esto lo que precisamente no está haciendo y por lo mismo se ha desencadenado que la deuda pública esté creciendo desmedidamente y sin control alguno.
Bien dice la ley que la deuda pública solo se va a poder destinar a proyectos que generen ingresos directos al Estado. Claro que hay que ser un poco laxos y no tomarlo tan literal, ya que hay sectores que directamente no traen ingresos al Estado pero son de gran trascendencia, como lo es destinarlo al sector salud o educativo; que si bien son muy importantes, no directamente dan ingresos. Hay que recordar que esto fue establecido en la ley hace más de medio siglo, y lo que se buscaba era evitar por completo el endeudamiento del país y salir de ese gran bache en el que nos encontrábamos, de ahí lo estricta que es la ley.
Y tal vez hace falta un poco de eso hoy en día. Pues nos encontramos ante un endeudamiento absurdo que puede llevarnos a una crisis financiera muy grave si no se hace algo lo antes posible.
Solo hay que ver los números, ya que se prevé que al cierre de 2015 habrá crecido la deuda pública un 40 por ciento y lo peor de todo es que no será destinado a proyectos que generen ingresos. Además, si le sumamos la deuda del año en curso, estamos hablando de algo imposible de sostener. Éste año el gobierno federal se endeudó por 570 mil mdp, que es más de diez mil mdd de deuda externa. El próximo año van a ser otros 595 mil mdp, y en 2016 podrá ser aún mucho mayor.
Por lo tanto, el dejar abierta la posibilidad de que el gobierno federal se endeude como quiera, cuando quiera y por la cantidad que quiera de manera totalmente libre, provocará importantes destrozos económicos como los que ya ha sufrido nuestro país. De ahí lo peligroso que es la decisión que se ha tomado por parte de la Suprema Corte de Justicia.
No sabemos exactamente cual sea la razón por la cual se ha determinado el realizar esta medida que parece ser completamente injustificada y que no solo va contra la misma Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, sino contra la propia razón. Ante todo, las leyes son esenciales para llevar al ser humano por el camino correcto del actuar. Bien dicen que ´´en arca abierta hasta el más justo peca´´.
Así que es complejo entender la razón de esta decisión. No es correcto pensar mal, pero ante lo incomprensible que es esto, nos hace pensar en múltiples razones y no precisamente buenas. Por desgracia la corrupción ha estado presente de manera continua en nuestro gobierno, lo que provoca que sea lo primero que nos llega a la mente. Esperemos que no sea el caso; pues esto nos hundiría aún más económicamente hablando.

Bibliografía
Cervantes, Octavio N.; El Semanario; miércoles 5 de noviembre de 2014; http://elsemanario.com/79924/cambian-reglas-en-adquisicion-de-deuda-publica/


OPINIONES DE PESO, por Roberto Herrero Buhler
Economía
3er Semestre
Twitter:@rob_herrero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.