viernes, 9 de octubre de 2015

¿Cuánto aguantara Banxico?, por Alison López Aguilera @alisonLpz



La mayoría sabe que está pasando con la depreciación del peso mexicano y aunque en estos momentos este alrededor de 16 pesos por dólar, no significa que ya no suba mas. A muchas personas les queda duda de las posibles repercusiones que tienen estos cambios.

En la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), todo parecía indicar que la decisión del Comité de Mercado Abierto de la Fed de no aumentar las tasas de interés contribuiría a calmar las aguas. Así lo pensó también Banco de México (Banxico) y decidió, en línea con el consenso de analistas, no incrementar las tasas de referencia.

Ahora, Banxico se encarga de la regularización del mercado de dinero (emitiendo o comprando bonos), asimismo, hace intervenciones para defender la moneda. En tan solo una semana se ha gastado 1,600 millones de dólares, monto más elevado desde que comenzaron las intervenciones cambiarias a finales del año pasado.

La pregunta es, ¿Cuánto puede aguantar Banxico?

La inflación aún no representa un problema: se ubica en mínimos históricos, aunque puede empezar a repuntar como resultado de la depreciación del peso y el aumento de los precios agropecuarios.

La actividad económica, como mostró el Indicador Global de la Actividad Econó de julio, permaneció débil al inicio del tercer trimestre. Finalmente, las exportaciones, el principal motor de crecimiento de la economía mexicana se han detenido pese a la depreciación del peso.

La Fed, tuvo gran parte de culpa de la volatilidad del peso durante la semana pasada. La decisión de no subir las tasas de interés prolongó la incertidumbre sobre el rumbo de la política monetaria, lo que no ayudó a los mercados financieros.

Pero la volatilidad del peso no sólo proviene de la Fed: la desaceleración de China, junto con el impacto a la baja en el precio de las materias primas, entre ellas el petróleo, y las turbulencias en Brasil también están pasando factura a la divisa mexicana.

En conclusión, la decisión que se tomo mantiene la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, por lo que persistirá la volatilidad en el peso y en la bolsa de valores. Pero al mismo tiempo, un aumento de tasas cuando hay niveles elevados de deuda junto con el aumento de los diferenciales de crédito puede presionar y detonar ventas rápidas y contagiosas que se propaguen por todo el sistema para satisfacer las necesidades de liquidez de corto plazo. Hay mucha deuda, y mucha de ella se puede tornar insostenible en un escenario de mayores tasas de interés, lo que lo convierte en un riesgo sistémico, lo cual la hace una buena decisión.


Bibliografía:
“Tras la Fed y Banxico, ¿qué sigue para el peso?” Obtenido el 28 de septiembre de 2015 http://www.dineroenimagen.com/2015-09-28/62189
“¿Qué implica la decisión de la Fed para los mercados mexicanos?” Obtenido el 18 de septiembre de 2015 http://www.dineroenimagen.com/2015-09-18/61732
“Cómo un alza de tasas de la Fed puede detonar otra crisis” Obtenido el 21 de septiembre de 2015, http://www.dineroenimagen.com/2015-09-21/61842


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queremos saber que opinas de la información que estamos publicando.